Plan de actividades diseñado para que los chicos descubran y fomanten sus cualidades y aficiones, al tiempo que desarrollan virtudes humanas como el orden, la paciencia o la constancia.

La tarde de los viernes se completa con las reuniones de nivel, donde en un clima de confianza y participación, se desarrollan las actividades previstas en el plan de formación.

Constituyen la sorpresa de cada semana. Momentos para el descanso y el aprendizaje en los que se formanta de modo especial el compañerismo: excursiones, competiciones deportivas, juegos temáticos, gymkhanas, visitas culturales...

A lo largo de todo el curso se desarrolla también el Programa "Viar Solidario" mediante el cual se encauza la formación que se imparte hacia acciones concretas de ayuda social.

Las vacaciones constituyen un importante "parón" en la vida académica ordinaria, un merecido descanso en el intenso ritmo del curso, y pueden significar un gran avance, en lo que se refiere al hábito de trabajo y a la adquisición de virtudes, si se invierte el tiempo de una forma divertida a la vez que formativa.